Saltar al contenido

Sistema de Señalética Turística Nacional

22/03/2012

En el año 1978, con el positivo antecedente del Plan Visual de Buenos Aires la señalética comienza a tomar notoriedad en nuestro país, llegando a ser un tema de importancia dentro de la agenda nacional. La Secretaría de Turismo de la Nación, hacia fines de ese año, llevó a cabo un profundo análisis de la señalética actual en el país, en los principales lugares de Europa, América, en Parques Nacionales de Argentina, Estados Unidos y Canadá y en los juegos Olímpicos de diferentes países, con el fin de desarrollar un sistema señalético especifico para el Turismo. Esta necesidad de unificar la señalización surgió a partir de la gran diversidad de criterios que existían para indicar un mismo atractivo turístico o actividad.

De esta manera la Secretaría de Turismo tuvo a su cargo la elaboración del documento “Sistema Nacional de Señalización Turística”, con el claro objetivo de definir un sistema coherente y uniforme para todo el país que se complementara con la simbología ya utilizada en la cartografía promocional de los diferentes puntos turísticos de Argentina, para lograr de esta manera una rápida comprensión y desplazamiento por parte del turista nacional o extranjero.

Dichos objetivos se plasmaron en el documento final que se presentó en la Reunión Nacional de Turismo llevada a cabo en la ciudad de San Juan del 10 al 12 de mayo de 1979, delegando al Organismo Nacional de Turismo la ampliación y actualización del sistema a medida que surgieran nuevas necesidades de señalización.

En 1990, debido a las necesidades que fueron surgiendo, la Secretaría de Turismo desarrolló un Manual que contuvo los conceptos del Sistema, los diseños de las señales, de los ideogramas y las especificaciones técnicas. Si bien el sistema fue planificado en sus comienzos con fines netamente turísticos, luego se hizo necesaria su utilización generalizada ya que, como se sostiene ACÁ público  dotaba a las señales de una homogeneidad visual que lograba unificar criterios y agilizaba la comprensión del. Es así como con el transcurso de los años, el Sistema Nacional se fue concretando en programas y proyectos especiales de señalización turística en Capital Federal y varias jurisdicciones provinciales. La notoriedad del Sistema fue creciendo a la par de su importancia, y en 2001 fue publicado por la Organización Mundial de Turismo (O.M.T.), en “Tourism signs & simbols” como referente a nivel de la República Argentina.

 Este Sistema de Señalética Turística Nacional está integrado por leyendas y figuras, signos tipográficos y pictogramas que buscan la mayor síntesis posible, para lograr una correcta y ágil  transmisión del mensaje, logrando un sistema totalmente abierto, de puntas libres, con posibilidades irrestrictas de control y cambio.

El Sistema parte de tres premisas que permiten desarrollar los diversos aspectos del trabajo, sobre las cuales se enmarca el proyecto:

  • 1. Conocimiento de la realidad.
  • 2. Intuición de una imagen turística nacional en desarrollo.
  • 3. Estructuración de una metodología de trabajo.

A su vez, cuenta con tres subsistemas:

1. El semántico: Este subsistema se compone de todos los mensajes que se buscan transmitir en cada punto turístico del país.

2. El sintáctico: Está compuesto por el diseño de los signos tipográficos y pictográficos, y por cuestiones tecnológicas como la estructura de los materiales, superficie, los tratamientos cromáticos, así como también de especificaciones técnicas, de ensamble en talleres e in situ, y las normas de montaje y de mantenimiento.

3. El pragmático: Este último subsistema tiene que ver con el análisis del mensaje, del emisor, receptor y las funciones del lenguaje.

En el Sistema de Señalética Turística Nacional las señales actúan como una serie de elementos programados y concatenados cuya correspondencia se establece en los tres subsistemas que lo conforman. Si se altera o modifica uno de los tres, cambia la relación entre las partes y se destruye el sistema. Debido a esto, al ser una totalidad constituida por partes programadas, las señales deben ser respetadas como una totalidad integral, y todo aporte a su configuración debe articularse con las leyes que lo rigen.

El diseño de un sistema de señalética implica la estructuración de un plan de comunicación visual, en donde se generan mensajes que se relacionan con otros y, todos ellos, actúan sobre el ser humano. En el caso puntual de este Sistema, el interlocutor es el turista argentino o del exterior, y los comunicados apelaran a él como estímulos visuales del entorno, en un determinado lugar del territorio argentino.

Ignacio Garibotto – PARTÍCULA GRÁFICA | BLOG 

About these ads
Sin comentarios aún

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: